Ángeles Yanes

Yoga para embarazadas

La vida, a veces, te lleva por lugares que nunca hubieses imaginado, así fue como me vi en un hospital haciendo prácticas de Auxiliar de Enfermería y más tarde la carrera de Enfermera.

Pronto me di cuenta que mi concepto de salud era diferente, holístico.

La enfermedad es una oportunidad, es un síntoma que avisa de algo que está sucediendo a un nivel más profundo. Sentía que las dolencias del cuerpo físico eran una manifestación de las voces del cuerpo emocional, mental, espiritual … y me daba cuenta que era necesario un abordaje completo.

Así fue como fui descubriendo lo mucho que me gustaba acompañar desde ese lugar, donde la persona tiene todos los recursos para sanarse (no vienen de fuera, ni se los da nadie).

Esta percepción me llevó a una búsqueda profunda de mí misma (la cual continua, nunca termina) y entre otras cosas, comencé a formarme como Terapeuta de flores de Bach, yerbería tradicional, masaje ayurvédico, Terapeuta en Salud Femenina Educadora Nutricional, Rebirthing, Reiki, Sacerdotisa de la Tradición ibero celta Reclaiming y  acompañante de la mujer en procesos de cambio, nacimiento y muerte.

El milagro del ciclo vida y renacimiento es una constante fuera y dentro de nosotras. Siempre me fascinó, al igual que los niños, por ello hice 3 años de Educación Infantil y me formé como Doula e instructora de yoga especializándome en embarazo y crianza.

Mi espíritu viajero y las ganas de aprender me llevaron a Sudamérica en busca de las parteras tradicionales. Viví en Mexico y trabajé en la casa de partos YackliAnzetic, recorrí muchos lugares como Ecuador, India y otros en África, aprendiendo del oficio del acompañamiento de otras tradiciones y culturas y pude comprobar que desde hace más de cien mil años las mujeres hemos dado a luz en los lugares más insospechados de la Tierra, desde las jaimas del desierto del Sáhara hasta los iglús del Ártico.

Nuestras antepasadas no solo sabían dar a luz, sino que lo hacían tan bien que la raza humana se ha expandido hasta los lugares más inhóspitos del Planeta.

Aunque no lo creas, toda mujer tiene en sus células la sabiduría de esas mujeres, mujeres que consiguieron dar a luz a hijos sanos incluso en condiciones muy difíciles.

El cuerpo de la mujer sabe parir, el único requisito es ESTAR EN ÉL. Por eso, la práctica del yoga en la gestación es muy importante.

Actividades y talleres que imparte

Actividad regular

Yoga para embarazadas


Martes